Hoy por hoy

La Prensa forma parte de

The Trust Project

El presidente Laurentino Cortizo afirmó ayer que en su gobierno no se han dado ni se darán escuchas fuera de la ley. Su afirmación responde a las repetidas acusaciones que hace el expresidente Ricardo Martinelli, quien está siendo enjuiciado, precisamente, por presuntamente ordenar seguimientos físicos y virtuales de más de un centenar de personas. Martinelli también lleva meses acusando al vicepresidente Gaby Carrizo de ser el responsable de la anulación del fallo que lo absolvió y de ser el artífice de este nuevo enjuiciamiento. La declaración de Cortizo sobre las escuchas en su administración contrastan con las que, en su momento, Martinelli daba, asegurando que tenía el pedigrí de todos, o los audios de conversaciones telefónicas de sus adversarios políticos que misteriosamente aparecían en Youtube. Pero si Martinelli insiste en que sus conversaciones son escuchadas por el Consejo de Seguridad, debe presentar las denuncias antes las instancias judiciales a fin de que se investiguen. Su repetitivo discurso sobre su juicio y que es espiado por el Gobierno ya cansa, especialmente porque es incapaz de presentar una sola prueba de sus aseveraciones. En cuanto al presidente Cortizo, ojalá no lo veamos después sentado en este mismo banquillo.

Edición Impresa